Lobophyllia Hemprichii

Nombre científico: Lobophyllia hemprichii
Nombre común en inglés: Lobed brain coral
Nombre común en español: Coral cerebro lobulado
Familia: Mussidae
Origen: Indo Pacífico
Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40
Información, cuidados y curiosidades:

El género Lobophyllia fue descrito por Blainville en 1830.

Existen 22 especies nominales, de las cuales 7 son especies verdaderas y 5 son originarias de los alrededores de Australia. Además del coral L. Hemprichii, las demás especies válidas son: L. Corymbosa, L. Costata, L. Diminuta, L. Hataii, L. Pachysepta y L. Robusta. El género Lobophyllia ha podido ser propagado en cautiverio exitosamente.

El coral L. Hemprichii fue descrito por Ehrenberg en 1834.

Este género puede ser encontrado en el Indo Pacífico, en las Filipinas, Indonesia, Japón, Australia, Mozambique y la fosa de las Marianas.

El coral L. Hemprichii puede encontrarse en el Este de África, el Mar Rojo, Tahití, el archipiélago Tuamotu, alrededor de Australia en la Gran Barrera de Arrecifes, el Mar de Coral, el arrecife Flinders y las islas Houtman Abrolhos.

El género Lobophyllia puede vivir en muchos medio ambientes, pero son más comunes en las laderas superiores o frontales de los arrecifes. Aunque las colonias generalmente se ubican en áreas protegidas, pueden encontrarse en zonas sombreadas o brillantemente iluminadas, o en orientaciones verticales u horizontales. Pueden encontrarse a profundidades que van de los 3 a los 35 m en varios tipos de movimientos de agua. Estos corales forman colonias masivas que pueden medir más de 4.5 metros de diámetro. Se alimentan por las noches, cuando extienden sus tentáculos de puntas blanquizcas. Pueden ser longevos en cautiverio, pero no se sabe cuantos años puede llegar a vivir.

El género Lobophyllia puede crecer en diferentes formaciones coloniales. Las colonias pueden ser una formación ramificada y las paredes de sus coralites son altas y están separadas de las demás, y surgen del esqueleto de la colonia como una sola rama. La otra formación es cuando la colonia posee coralites con largos y sinuosos valles, pero cada coralite o pólipo tiene su propia pared separada. La colonia generalmente es plana y las partes superiores de los pólipos están en el mismo plano.

Las dos principales características de los corales Lobophyllia son que los coralites o las paredes de los pólipos no son compartidas con otros pólipos, y cada pólipo forma curvas, casi como un reloj de arena más curveado, sin cerrarse en el centro. Este género de corales pueden ser confundidos con las especies de Symphyllia. Sin embargo, los corales Symphyllia pueden distinguirse por la estructura de su esqueleto, pues tienen las paredes de los coralites unidas o fusionadas. Los pólipos del género Lobophyllia pueden ser confundidos con los del género Scolymia cuando son juveniles. Esto se debe a que en esta etapa no posee la forma policéntrica (de reloj de arena), pero conforme va creciendo, esta forma se hace más aparente.

Sus grandes pólipos son gruesos y carnosos, con una superficie tersa o rugosa. Sus colores pueden ser rojo oscuro, verde, oliva, café y gris, y pueden ser combinados o monocromáticos. Algunos el tejido del disco oral contrastante, de color azul, blanco, gris, naranja, rojo y verde.

El coral L. Hemprichii forma una de las colonias más grandes. Sus pólipos pueden medir más de 5 cm y están al final de las ramas de 30 cm de largo. Generalmente estas ramas no son visibles pues están ocultas por los pólipos de la colonia. Esta es la especie más colorida. Sus colores varían del rojo brillante al naranja, azul, verde, gris, blanco, marrón o café y puede ser de un solo color o tener el centro contrastante. Sus tentáculos generalmente tienen las puntas blancas.

Algunas de sus colonias pueden medir más de 4.5 m de diámetro, y puede ser longevo en cautiverio, pero se desconoce cuánto tiempo puede llegar a vivir.

Como los demás miembros de la familia Musiidae, este coral es fácil de mantener, lo que lo hace una excelente opción para los principiantes. Necesita corriente de agua e iluminación moderadas. Como en la naturaleza pueden estar en sitios con diferentes intensidades de iluminación, hay que observarlo para ver cómo responde en el acuario y ubicarlo más arriba o abajo. Lo mejor es colocarlo abajo primer y poco a poco irlo subiendo, en caso de ser necesario.

El género Lobophyllia, como los demás corales LPS, ha desarrollado diversas estrategias para alimentarse. Por medio de la relación simbiótica que tiene con las algas zooxantelas, recibe parte de los nutrientes. También puede capturar organismos planctónicos, partículas de comida y materia orgánica disuelta en la columna de agua.

En cautiverio necesita ser alimentado con trocitos finamente picados de camarón, pescado, calamar, carne de cangrejo, mysis, rotíferos, artemia enriquecida recién eclosionada o cyclop eeze. Hay que alimentarlo al menos una vez a la semana, dependiendo de la comida que acepte el coral. Hay que alimentarlo por las noches, cuando extrude sus tentáculos, aunque a veces puede extrudirlos durante el día y entonces puede ser alimentado.

Estos corales son agresivos con otros corales. El L. Hemprichii es agresivo, aunque tolera a los de su misma especie. Este coral necesita ser mantenido lejos de los demás corales por su naturaleza agresiva. Puede quemarlos o irritarlos con sus largos tentáculos, por lo que debe ser colocado lo suficientemente lejos para evitar que dañe a otros organismos sessiles.

Este coral puede ser muy atractivo y resistente, siempre y cuando se le proporcionen todos los cuidados que requiere.

Fuentes del artículo:

Animal world 

Origen de la imagen:

http://data.aims.gov.au 

Colaboración de:

Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

Newsletter

RECIBE PROMOCIONES ESPECIALES

Copyright © 2020 Alfaquarium. Todos los derechos reservados.