Choerodon Zosterophorus

Nombre científico: Choerodon zosterophorus
Nombre común en inglés: Zoster wrasse
Nombre común en español: Pez labrido de Zoster
Familia: Labridae
Origen: Océano Pacífico
Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades: El pez labrido de Zoster Choerodon zosterophorus fue descrito por Bleeker en 1868.

Es originario del occidente del Océano Pacífico, de la zona que abarcan East Indies y Filipinas.

Vive en zonas con sustrato arenoso a lo largo de los arrecifes, a menudo en profundos canales, en las lagunas barridas por las fuentes corrientes marinas, en zonas con abundantes látigos marinos y a una profundidad que va de 10 a 40 m.

Su coloración corporal amarillenta, su vientre es blanco azulado, presenta una ancha franja pálida dirigida desde debajo de la base de las últimas espinas de su aleta dorsal al lado superior de la base de sus aletas pectorales, un gran punto negro en el costado que generalmente se extiende como una franja tenue y la aleta caudal en los adultos es uniformemente blanquizca.

Este pez puede llegar a medir alrededor de 25 cm y se desconoce cuánto tiempo puede llegar a vivir.

El pez Choerodon zosterophorus es resistente y fácil de mantener en cautiverio una vez que se haya adaptado y acostumbrado al acuario y a nosotros.

Durante el transporte este pez tiende a sufrir de enfermedades relacionadas con el estrés, pues forma mucosidad excesiva que incluso llega a ocasionarles problemas con la absorción de oxígeno.

Al adquirirlo hay que escogerlo muy cuidadosamente, asegurándonos de que no esté formando mucosidad excesiva, pues esto es un indicador de enfermedades o parásitos. También hay que asegurarse que el pez esté comiendo y se muestre activo y vivaracho.

Es necesario que el acuario tenga muchas rocas vivas, con muchos huecos y recovecos en los que este pez pueda esconderse, descansar y sentirse confortable.

Es carnívoro, en la naturaleza se alimenta también de pequeños organismos como crustáceos variados, moluscos, erizos de mar, larvas de cangrejo y huevecillos de peces.

En cautiverio hay que proporcionarle una dieta carnosa que incluya camarones, carne de pescado, fórmulas y alimentos congelados como mysys y artemias enriquecidas e incluso alimento en hojuelas. Son peces con mucha energía que deben ser alimentados de 2 a 3 veces al día. También se beneficia de las rocas vivas. Picoteándolas, se comerá los copépodos, amphipodos y demás microfauna que vive en ellas.

Este pez debe mantenerse en solitario pues no puede coexistir bien con otros labridos. Estará mucho mejor con peces semi agresivos o un poco más grandes como peces cirujano, peces ángel o mariposas, peces globo, etc, pues si son peces más pequeños que él, los acosará incesantemente y puede incluso matarlos. Al escoger a sus compañeros, hay que evitar los camarones, gastrópodos, peces más pequeños, cangrejos o erizos pequeños pues este pez se los comerá. También deben evitarse los peces depredadores como los escorpiones pues se lo comerán.

Parece que hay una correlación directa entre el tamaño y el sexo de este pez. Los machos generalmente son los más grandes, las hembras un poco más pequeñas y los peces secundarios o inmaduros son los más pequeños.

Los machos mostrarán un colorido más intenso durante la temporada de cría.

Fuentes del artículo:

Animal world y Fishbase

Origen de la imagen:

http://reefguide.org

Colaboración de:

Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

Newsletter

RECIBE PROMOCIONES ESPECIALES

Copyright © 2021 Alfaquarium. Todos los derechos reservados.