Turbinaria Frondens

Nombre científico: Turbinaria frondens
Nombre común en inglés: Yellow cup coral
Nombre común en español: Coral taza amarilla
Familia: Dendrophylliidae
Origen: Indo Pacífico
Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades: Los corales del género Turbinaria fueron descritos por Oken en 1815. De acuerdo con el autor Vernon, en su libro “Corales de Australia y el Indo Pacífico”, existen 80 especies nominales, siendo 10 de ellas especies verdaderas originarias de Australia. Hay 30 especies reconocidas de este género, aunque las más comúnmente comercializadas e importadas son los corales T. Reniformis, T. Frondens, T. Mesenterina, T. Patula, T. Peltata y T. Bifrons.

Los corales del género Turbinaria son considerados unos de los pocos corales hermatipicos o “constructores de arrecifes”, y uno de los 3 géneros constructores de corales de la familia Dendrophylliidae. El Turbinaria también es el único género de esta familia que es simbiótico, es decir, que estos corales viven en simbiosis con unas algas marinas llamadas zooxantelas, de las cuales obtienen parte de los nutrientes que necesitan.

La habilidad de los corales Turbinaria para adoptar diferentes formas es única, y de pende de la profundidad a la que vivan. Cambiarán su forma para aprovechar al máximo la iluminación que reciben en sus diferentes hábitats. Los especimenes que viven a mayores profundidades tienen una apariencia diferente a la de aquellos que viven a menores profundidades y con más iluminación. Consecuentemente, los nombres comunes se intercambian entre las especies.

El coral Turbinaria frondens fue descrito por Dana en 1846. Su vida inicia adoptando una forma de copa, pero conforme va creciendo tiende a desarrollar formas más complicadas e incluso irregulares, frondas verticales o columnas.

Este coral es originario desde Tailandia a Japón, de allí al este de Samoa y Fiji. También puede ser encontrado alrededor de Australia, incluyendo la Gran Barrera de Arrecifes, el Mar de Coral, las islas Lord Howe y la bahía Duque de Orleans.

Puede encontrarse a profundidades que van de los 0 a los 40 m, en arrecifes superficiales, zonas de las playas entre la pleamar y la bajamar y la parte baja de las laderas de los arrecifes.

El coral Turbinaria frondens posee un esqueleto de estructura ligera y adopta una gran variedad de formas, dependiendo de la profundidad a la que esté. Inicia su vida con forma de copa. Conforme madura, sus bordes continúan creciendo hacia arriba en los especimenes que viven a menor profundidad. Este coral también tiende a estar en áreas con mucha corriente de agua, lo que causa adopte formaciones complicadas, como “enrollado” o vaso.

El coral T. Frondens vive a mayor profundidad y generalmente es plano y en forma de plato, lo que le ayuda a aprovechar al máximo toda la luz disponible.

Este coral posee pólipos capaces de capturar e ingerir partículas de comida más grandes. Sus pólipos utilizan secreciones mucosas para capturar la comida y para deshacerse de los desperdicios. Están ubicados en pequeños coralites, con cálices (aperturas de los coralites) que tienen un diámetro de tan solo 1. 5 a 2.5 mm. Dependiendo de la forma que el coral T. Frondens haya adoptado, sus coralites pueden  estar a ras de su superficie o ser tubulares. Los coralites tubulares tienen una forma de “hormigueros”, los cuales están unos junto a otros en formaciones verticales. Sus colores pueden ser café amarillento, café verdoso, verde grisáceo, marrón, verde azulado o crema.

Este coral puede llegar a tener un diámetro de 91 cm y se desconoce cuánto tiempo puede llegar a vivir.

Los corales del género Turbinaria, como los demás corales LPS, han desarrollado diversas estrategias para alimentarse. A través de una relación simbiótica con las algas zooxantelas reciben parte de los nutrientes que necesitan. El Turbinaria es el único género de la familia Dendrophylliidae que es simbiótico. También estos corales pueden capturar organismos planctónicos, partículas de comida y pueden absorber materia orgánica disuelta en la columna de agua.

En cautiverio, aunque este coral depende de la iluminación que reciben sus algas zooxantelas, también necesita ser alimentado variadamente con artemia enriquecida recién eclosionada, cyclop eeze y carne de crustáceos o pescado finamente picados. Necesita ser alimentado varias veces a la semana. Hay que usar el sentido común para determinar cuan a menudo nuestro coral necesita ser alimentado. Si sus pólipos empiezan a desaparecer, no está recibiendo suficiente alimentación.

También hay que asegurarnos que nuestro coral tenga la corriente de agua y la iluminación adecuadas.

Los corales Turbinaria pueden ser tolerantes respecto a las diferentes intensidades de iluminación, aunque prefieren una iluminación moderada. Además de la iluminación adecuada, necesitan una corriente de agua moderada pero turbulenta.

Este coral es pacífico. Sin embargo, si sus pólipos son irritados, pueden producir una fuerte red de mucosidad. Si esta mucosidad entra en contacto con otros corales puede dañarlos, por lo que hay que dejar suficiente espacio entre este coral y los demás.

Es muy importante mantener a este coral lejos de los Zoanthus y de los tentáculos de los demás corales. Pueden convivir perfectamente con peces no agresivos o coralívoros, aunque no le gusta que se le posen encima, que caminen sobre él o ser molestado por cualquier tipo de cangrejo.

Los corales LPS son hermafroditas, los organismos son hembras y machos, y pueden reproducirse sexual o asexualmente. En la naturaleza se reproducen sexualmente liberando huevecillos y esperma al mismo tiempo, lo que resulta en un huevecillo fertilizado que entonces se desarrolla en una plánula de nado libre. Eventualmente esta larva plánula se establece en el sustrato, volviéndose un plankter. Este entonces forma un pequeño pólipo que comienza a excretar carbonato de calcio y se desarrolla en un coral. Las larvas plánula son extremadamente vulnerables a la depredación y muy pocas sobreviven.

Los corales del género Turbinaria también pueden reproducirse asexualmente, por fragmentación o por brotes extra tentaculares.

Propagar en cautiverio al coral T. Frondens es muy fácil, solamente hay que fragmentarlo. En un futuro a nivel comercial podría utilizarse la reproducción sexual de este coral para propagarlo, cosa que ya se ha realizado exitosamente a pequeña escala.

Par fragmentarlo, primero que nada es necesario contar con un espécimen sano. Lo mejor para cortar el coral es utilizar una sierra eléctrica o una sierra manual para cortar hueso. Una vez que el fragmento ha sido cortado, debe dejarse de costado, para permitir que la corriente de agua le ayude a sanar completamente. Si la herida queda hacia abajo, no recibirá la corriente de agua y se infectará. El fragmento quizá no se vea muy bonito, pero rápidamente empezará a crecer y a formar hermosas copas, rollos o cualquier otra forma que el medio ambiente del acuario lo estimule a adoptar. Hay que permitir que los fragmentos sanen completamente antes de cambiarlos de acuario.

Este coral es muy atractivo y durable cuando recibe todos los cuidados que requiere. Utiliza secreciones mucosas para capturar su comida o deshacerse de los desperdicios. Solamente debemos preocuparnos cuando observemos que el tejido debajo de esta mucosidad se ve deteriorado o enfermo. Los especimenes que viven a menor profundidad que tienen formas más complicadas y enrolladas pueden ser más propensos a las enfermedades de la Banda Negra y la Banda Blanca. Hay que mantenerlos libres de detritos, comida y algas con una buena corriente de agua y un “sopleteado” periódico con una bomba pequeña para limpiarles hasta el último rincón.

Fuentes del artículo:

Animal world

Origen de la imagen:

http://www.ryanphotographic.com

Colaboración de:

Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

Newsletter

RECIBE PROMOCIONES ESPECIALES

Copyright © 2020 Alfaquarium. Todos los derechos reservados.