Scolymia Vitensis

Nombre científico: Scolymia vitiensis
Nombre común en inglés: Fancy doughnut coral
Nombre común en español: Coral dona elegante
Familia: Mussidae
Origen: Océanos Pacífico y Atlántico
Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades: El género Scolymia fue descrito por Haime en 1852. De acuerdo al autor Vernon, en su libro “Corales de Australia y el Indo Pacífico”, existen 8 especies nominales. Seis de estas son del Indo Pacífico y dos son verdaderas especies, Scolymia vitiensis y Scolymia australis. Las otras dos son del Océano Atlántico, Scolymia cubensis (también conocido como Scolymia wellsi) proveniente del Caribe, Florida y alrededor de Brasil. El otro, llamado Scolymia lacera, se cree que es una especie de Mussa (Fenner, 1993) y es llamado Mussa angulosa.

El coral Scolymia vitiensis fue descrito por Bruggermann en 1877. Este coral ha sido propagado en cautiverio.

Este género es encontrado en el Océano Pacífico y el Océano Atlántico. Se encuentran en el Océano Indo Pacífico desde Tahití a Madagascar y Australia, de allí en Japón y las Islas Ryuku, a profundidades que ven de los 2 a los 40 m. En el Atlántico, algunas especies pueden encontrarse en las costas del Atlántico Occidental de USA y Canadá. En el Atlántico tropical, en el Golfo de México, en la plataforma brasileña del este y en el Caribe a profundidades de más de 30 m.

El coral Scolymia vitiensis es encontrado desde el este de Australia y las islas Marshall. Alrededor de Australia son encontrados en la Gran Barrera de Arrecifes, el Mar de Coral y al sur en los arrecifes Elizabeth y Middleton en el este, pero no viven en la costa oeste.

Este coral vive en una gran variedad de hábitats en el arrecife, algunos pueden ser comunes en las bahías, arrecifes mar adentro y en las laderas de los arrecifes y en áreas sombreadas bajo cornisas, a profundidades que van de los 3 a los 40 m. 

Este coral es uno de los muchos corales LPS que tienen una apariencia redondeada, como donas, de allí su nombre común en inglés. Pero las especies de Scolymia pueden tener formas más variadas. El Scolymia vitiensis tiende a tener forma de domo o plano, pero también puede tener forma de salsera o de copa.

Tal como los demás pólipos solitarios con forma de dona, como el Cynarina lacrimalis, los corales Scolymia generalmente son un pólipo solitario, pero también puede desarrollar varios centros y formar colonias.

Siendo juvenil, el S. Vitiensis puede ser muy difícil de distinguir de su primo el S. Australis, pero afortunadamente el S. Vitiensis es la especie más comercializada. También puede ser confundido con sus parientes del género Cynarina, y siendo juveniles con el género Lobophyllia. Los corales Lobophyllia se distinguen por la estructura de su esqueleto, que es más plano y tiene “dientes” menos pronunciados. Los corales Cynarina son diferentes también, pues tienen pólipos más grandes, en forma de burbuja y traslúcidos, sobre las grandes y dentadas septas de su esqueleto, que a menudo pueden verse a través de su tejido.

El color de los corales Scolymia generalmente son verde apagado, rojo, crema o azul. También pueden tener manchas de varios de estos colores. El Scolymia vitiensis en la naturaleza generalmente es verde oscuro, pero los especímenes reproducidos en cautiverio son más coloridos y pueden ser crema, rojo, azul y verde.

Este coral es ideal para los principiantes debido a su naturaleza resistente y a que no es demasiado demandante. De los corales Scolymia, este es el más fácil de mantener principalmente porque es menos sensible a los daños y no es tan susceptible a la muerte debido a las quemaduras e irritaciones producidas por otros corales. Se recomienda mantenerlo bajo iluminación baja a moderada, y también poca corriente de agua para permitir que se expanda completamente. Hay que colocarlo sobre las rocas vivas, no en el sustrato, pues pueden dañarse si les cae arena encima. Crecen relativamente despacio, pero responden bastante bien cuando son alimentados.

La estructura del esqueleto del género Scolymia puede tener forma de copa o taza, forma de salsera, plana o en forma de domo. Tiene similitudes con el género Cynarina, exceptuando que sus septas tienen un declive hacia fuera, no son tan pronunciadas (altas y en forma de diente) y están menos separadas. Las septas son espinosas alrededor del borde exterior y su esqueleto es más grande, denso y pesado que el del Cynarina. Se ha observado en las especies provenientes del Atlántico, que sus septas son más gruesas, grandes y tienden a ser más dominantes.

Estos corales generalmente son solitarios, pero pueden formar colonias, dependiendo de la especie. Poseen un disco oral, generalmente con una sola boca, pero a veces pueden tener dos o más. Su carne es más pesada y más opaca que la de las especies de Cynarina, y el tejido se ajusta a la forma del esqueleto. Puede tener pequeñas protuberancias en la superficie, en vez de formaciones exageradas en forma de burbujas, como las del género Cynarina. Los corales Lobophyllia son más planos que los corales Scolymia.

Este coral, como los demás corales LPS, ha desarrollado varias estrategias para alimentarse. A través de la relación simbiótica que tiene con las algas zooxantelas recibe parte de los nutrientes que necesita. También captura organismos planctónicos, partículas de comida y puede absorber materia orgánica disuelta en la columna de agua.

En cautiverio necesita ser alimentado con trozos pequeños de camarón, pescado, calamar, carne de cangrejo, pescado, cyclop eeze y mysis. Debe ser alimentado en las noches, cuando extrude sus tentáculos. Alimentarlo varias veces a la semana le ayudará a crecer más rápido y a mantenerse saludable. Cuando es una colonia, hay que recordar que cada pólipo es un animal, por lo que hay que asegurarse de que todos y cada uno de ellos recibe alimento.

Los corales Scolymia provenientes del Océano Pacífico son pacíficos y toleran bien a su propia especie. Las especies provenientes del Atlántico son más agresivas. El S. Vitiensis tolerará a su misma especie, pero necesita ser mantenido lejos de los demás corales. Tiene tentáculos que extrude por las noches. Pero debido a su naturaleza no agresiva, pueden irritar o quemar a otros corales, pero casi siempre son ellos los que acaban siendo quemados o irritados por otros corales.

Como otros miembros de su género, los corales Scolymia pueden ser afectados por las toxinas que liberan los corales blandos, incluyendo los discosomas. En un acuario con muchos corales blandos, pueden llegar a morirse. Que no se expanda plenamente es una señal de que algo anda mal.

Este coral es hermafrodita, es macho y hembra, y pueden reproducirse sexual y asexualmente. En la naturaleza se reproducen sexualmente liberando huevecillos y esperma al mismo tiempo, lo que resulta en un huevecillo fertilizado que se desarrolla hasta formar una larva plánula de nado libre. Al poco tiempo esta larva plánula se establece sobre algún sustrato, volviéndose un organismo planctónico. Entonces forma un pequeño pólipo que empieza a excretar carbonato de calcio y se desarrolla hasta formar un coral. La larva plánula es extremadamente vulnerable a la depredación, y muy pocas sobrevive.

Los Scolymia son hermafroditas que utilizan la fertilización externa en la naturaleza. En cautiverio, este coral puede ser propagado sombreándolo. Cuando el animal es sombreado, su instinto natural es la eyección, que es cuando tira parte de su carnoso centro con la esperanza de encontrar luz en otro lugar. No se recomienda cortarlo.

Estos corales son muy atractivos y durables, siempre y cuando se les proporcionen todos los cuidados que requieren y sean manejados adecuadamente. Casi todas las laceraciones de tejido matan al pólipo. Las algas filamentosas pueden incrustarse en este coral, junto con las cianobacterias, especialmente cerca de su boca. Si las condiciones no son las ideales, presentará recesión de tejido desde el exterior, y puede morir por las infecciones subsecuentes. Cuando sea necesario removerlo del agua, hay que sacudirlo con mucho cuidado y ligeramente, hasta que la mayoría del tejido se haya retraído, o puede rasgarse debido a su mismo peso al ser sacado del agua.

Fuentes del artículo:

Animal world 

Origen de la imagen:

http://www.acquariofilia.biz 

Colaboración de:

Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

Newsletter

RECIBE PROMOCIONES ESPECIALES

Copyright © 2020 Alfaquarium. Todos los derechos reservados.