Porites Cylindrica

Nombre científico: Porites cylindrica
Nombre común en inglés: Jeweled finger coral
Nombre común en español: Coral dedo enjoyado
Familia: Poritidae
Origen: Casi todos los Mares y Océanos del mundo
Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades: El género Porites fue descrito por Link en 1807, y el coral Porites cylindrica fue descrito por Dana en 1846. Existen aproximadamente 122 especies nominales en el género Porites, pero aún no se sabe cuántas de estas son especies verdaderas. Las 16 especies que pueden encontrarse en aguas australianas son consideradas especies verdaderas. Las especies de Porites son difíciles de clasificar individualmente debido a sus diminutos cálices.

Este género puede encontrarse en la mayoría de los Océanos y Mares tropicales del mundo.

Vive en un amplio rango de hábitats, desde lagunas, frente a los arrecifes, en la base de los montículos coralinos y sobre sustratos arenosos que pueden ser planos o en declive. El agua en estas zonas generalmente está muy turbia y tiene corrientes muy fuertes. Algunas especies también pueden sobrevivir incluso si la salinidad del agua es baja.

El esqueleto de los corales Porites es ligero y poroso. Tienen múltiples formas de crecimiento, que pueden ser colonias planas que son incrustantes, láminas planas parecidas a hojas, colonias enormes con forma de domo y colonias ramificadas. Estas colonias pueden alcanzar un gran tamaño y algunas especies pueden tener muchas formas de crecimiento diferentes en la misma colonia, pues su forma de crecimiento es afectada por las corrientes de agua.

Sus colonias pueden llegar a medir 8 m de altura y pueden tener más de 5 m de diámetro. Se expanden muy lentamente, pues crecen unos 9 mm al año. Se cree que algunas colonias en el Océano pueden tener más de 1000 años de antigüedad. Estos corales a menudo mudan una capa mucosa durante la luna llena para deshacerse de la basura, los detritos y las algas que se acumulan sobre ellos.

Los coralites del género Porites son pequeños y están sumergidos y llenos de septas. A menudo son confundidos con los corales Montipora debido a que ambos tienen coralites extremadamente pequeños. Sin embargo, los Porites tienen muchas diferencias en las formas de crecimiento y sus coralites generalmente son más grandes y compactos que los de los corales Montipora. Los Montipora también carecen del mismo tipo de septas.

El coral P. Cylindrica crece formando proyecciones parecidas a dedos que pueden fusionarse en las puntas. Sus abundantes septas hacen que el coral parezca tener muchas joyas incrustadas en su superficie. Sus colores pueden ser verde, azul, mostaza, amarillo, púrpura, rosa y diferentes tonalidades de estos corales.

Este coral puede ser difícil de mantener, pero una vez que se aclimata y adapta puede ser muy resistente. Las especies que llegan incrustadas en rocas vivas suelen ser las más resistentes pues extienden sus tentáculos día y noche, mientras que las especies que únicamente los extienden durante el día o durante la noche son más difíciles de mantener.

A menudo mudan su capa de tejido más externa para librarse de basura y algas acumuladas sobre ellos. Esto lo hacen durante la luna llena. Esta mucosidad debe ser removida del acuario para evitar que contamine el agua.

En la naturaleza, estos corales han desarrollado diversas estrategias para alimentarse. Tienen una relación simbiótica con las algas zooxantelas, de las cuales reciben parte de los nutrientes que necesitan. También capturan organismos planctónicos y partículas microscópicas de comida y absorben materia orgánica disuelta en la columna de agua. En cautiverio deben ser alimentados con zooplankton. Los copépodos, las artemias y los nauplios son demasiado grandes para que los puedan ingerir, pero se han desarrollado nuevos organismos como larvas de invertebrados y cepas nuevas de rotíferos con los que pueden ser alimentados.

Debe estar en un acuario perfectamente maduro y establecido, con muchas rocas vivas, cama de arena viva y unos peces que le proporcionen materia orgánica disuelta.

Como los demás corales Porites, es mejor mantenerlo bajo iluminación intensa y corriente de agua fuerte.

No es un coral agresivo, pero aún así debe haber suficiente espacio entre él y los demás corales. Él es quizás uno de los corales más sumisos, pero también es muy adaptable. A menudo sobrevive ataques de otros corales, crece y se recalcifica incluso si partes de su esqueleto murieron.

Aunque sea un coral resistente y no demasiado propenso a las enfermedades, aún así puede  padecer las mismas enfermedades que los demás corales SPS pueden padecer si no están bien cuidados y mantenidos, o cuando recién llegan al acuario. Pueden ser propensos al blanqueamiento, Enfermedad de la Banda Negra, Enfermedad de la Banda Blanca, algas incrustantes y otras.

Si el coral presenta cualquier tipo de recesión de tejido, será necesario quitarle la parte afectada. Hay que asegurarse de cortar parte del tejido sano para que no quede nada del tejido enfermo. También hay que evitar las cianobacterias y las algas mediante las corrientes de agua adecuadas.

Fuentes del artículo:

Animal world

Origen de la imagen:

http://zoo2.zool.kyoto-u.ac.jp

Colaboración de:

Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

Newsletter

RECIBE PROMOCIONES ESPECIALES

Copyright © 2020 Alfaquarium. Todos los derechos reservados.