Macropharyngodon Negrosensis

Nombre científico: Macropharyngodon negrosensis
Nombre común en inglés: Black leopard wrasse
Nombre común en español: Labrido leopardo negro
Familia: Labridae
Origen: Indo Pacífico
Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades: El pez Macropharyngodon negrosensis fue descrito por Herre en 1932.

Está ampliamente distribuido a través del Océano Pacífico Occidental, desde el este del Océano Índico a la Gran Barrera de Arrecifes, a profundidades que van de los 9 a los 33 m, aunque generalmente viven a profundidades debajo de los 15 m. Le encantan las lagunas y los arrecifes protegidos con arena y corales. Pueden ser observados nadando en parejas o en pequeños grupos, cerca del fondo.

El macho y la hembra tienen el cuerpo negro. El macho tiene las manchas más en forma de “diamantes”, en el sentido de que cada escama está bordeada de una coloración verde-azul. La hembra está similarmente coloreada, aunque sus manchas están más cerca unas de otras conforme se acercan a su aleta dorsal, y los colores de estas manchas van del amarillo al blanco.

Los juveniles tienen las manchas amarillas.

Conforme este pez madura, sus manchas pueden cambiar su coloración a azul-verde, con amarillo cerca de la parte superior de su cabeza.

Se sabe que estos peces pueden llegar a vivir de 5 a 8 años en cautiverio y pueden llegar a medir alrededor de 12 cm.

Debido a su dieta especializada y a su naturaleza, este pez únicamente debe ser mantenido por acuaristas expertos pues es muy difícil de mantener en cautiverio. Para mantenerlo es indispensable que el acuario esté perfectamente maduro, establecido y con mucha comida (crustáceos microscópicos). Jamás debe ser mantenido con otros peces pues competirán con él por la comida. También no tolera el cobre. 

  • Antes de adquirir este pez, es indispensable asegurarnos que el acuario esté perfectamente maduro y establecido (mínimo un año). El acuario debe tener rocas vivas que propicien el desarrollo de copépodos, y una cama de arena de al menos 3” de espesor.
  • Se sugiere cuarentenar a este pez de 4 a 6 semanas.
  • El pez debe ser desparasitado puesto que del 75% al 85% de estos peces tienen parásitos intestinales.
  • Durante este período de cuarentena podemos estimular al pez para que acepte alimentos preparados.
  • Una vez terminado el período de cuarentena hay que trasladar al pez a su nueva casa. Hay que hacerlo de noche, utilizando dos redes para capturarlo. El pez estará enterrado en la arena y generalmente siempre duerme en el mismo sitio.
  • Una vez capturado, hay que transferirlo a su nueva casa, primero aclimatando lentamente al pez.
  • Una vez liberado, el pez inmediatamente se enterrará en la arena y no saldrá en varios dias.

Este pez es carnívoro. En la naturaleza se alimenta principalmente de pequeños invertebrados como foraminiferanos (pequeños protozoarios con caparazón) y caracoles, los cuales capturan en el arrecife con sus dientes caninos, y entonces utilizan sus dientes faríngeos para pulverizarlos. También se alimentan de copépodos y amphipodos.

En cautiverio hay que alimentarlo con carne de camarón y gusanos negros vivos. Poco a poco hay que irlo acostumbrando a comer carne de mejillón, mysis, krill y plankton. Hay que alimentarlo varias veces al día. Hay que enriquecer su alimento vivo con vitaminas especiales para peces marinos, y remojar el alimento preparado en las vitaminas. También ayuda mantener un refugio en el acuario.

Es mejor mantener a este pez en pareja, aunque el acuario debe ser grande para poder mantener más de uno de estos peces. Es uno de los pocos labridos que pueden ser mantenido junto a otros peces de su género, pero solamente si uno de los peces es macho y el otro es hembra.

Aunque se alimenta de los micro crustáceos del acuario, no molestará a los corales. Es compatible con casi todos los peces, a excepción de peces como los globo, escorpiones, groupers u otros peces lo suficientemente grandes como para comérselo.

Este pez no ha sido reproducido en cautiverio. En su medio natural los machos y las hembras nadarán rápidamente en la columna de agua y depositarán su esperma y sus huevecillos. La corriente entonces se lleva los huevecillos fertilizados a un área segura en el Océano.

Fuentes del artículo:

Animal world y Fishbase

Origen de la imagen:

http://www.bostonreefers.org

Colaboración de:

Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

Newsletter

RECIBE PROMOCIONES ESPECIALES

Copyright © 2021 Alfaquarium. Todos los derechos reservados.