Heliofungia Actiniformis

Nombre científico: Heliofungia actininiformis
Nombre común en inglés: Long tentacle plate coral, plate coral
Nombre común en español: Heliofungia
Familia: Fungiidae
Origen: Indo Pacífico y cultivado
Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades: El coral Heliofungia actiniformes es el único de su género. Anteriormente se consideraba una subespecie del género Fungia porque son muy pocos detalles los que diferencian sus esqueletos. Así estuvieron las cosas hasta que los biólogos se dieron cuenta de que el tamaño de los pólipos y la forma de los mismos eran muy diferentes. El coral Heliofungia posee los más grandes pólipos que pueda tener cualquier coral LPS.

Aunque parecido a cualquier otra variedad de coral Fungia, se distingue inmediatamente por sus grandes tentáculos, coronados con puntas nudosas.

Generalmente estos corales son café u oliváceos con las puntas blancas, pero pueden encontrarse Heliofungias verde brillante, café oscuro o amarillo. También con las puntas y los tentáculos rosas.

Estos corales son hermosos. Por sus largos y ondulantes tentáculos, a menudo son confundidos con las anémonas. Algunos tienen exactamente el mismo color y pueden parecer la versión bonsai de una anémona Heteractis Magnifica. Curiosamente, también tienen similitudes con los corales Euphyllia, especialmente al ser jóvenes.

En la naturaleza, el coral prefiere situarse sobre sustrato suave, pero algunos prefieren el sustrato grueso. Tienen la habilidad de desenterrarse o voltearse por sí mismos si se voltean o son cubiertos por el sustrato accidentalmente. En el acuario también pueden “caminar” y moverse. Por esto mismo, jamás deben ser puestos sobre la roca viva, pues al moverse se pueden caer, lastimarse severamente su tejido, contraer una infección fatal y morir.

Este coral es moderadamente difícil de mantener. Necesitan un lugar adecuado en el acuario, iluminación media a alta, corriente media a moderada y alimentación diaria. También son mucho más sensibles a las irritaciones y quemaduras producidas por otros corales irritantes o agresivos y son más susceptibles a laceraciones e infecciones del tejido que el género Fungia.

A pesar de que poseen algas simbiontes zooxantelas, necesitan ser alimentados diariamente con pedazos pequeños de camarón, pescado, calamar, mysis y alimentos comerciales especiales.

También requieren adición periódica de elementos traza tales como estroncio, magnesio, calcio y demás.

Fuentes del artículo:

Animal world

Origen de la imagen:

http://fins.actwin.com

Colaboración de:

Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

Newsletter

RECIBE PROMOCIONES ESPECIALES

Copyright © 2020 Alfaquarium. Todos los derechos reservados.