Fungia Paumotensis

Nombre científico: Fungia paumotensis
Nombre común en inglés: Rough feather, mushroom, elongate mushroom, chinaman hat, tongue
Nombre común en español: Fungia, sombrero de chino
Familia: Fungiidae
Origen: Indo Pacífico y cultivado
Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades: El género Fungia abarca muchas especies, Paumotensis es una de ellas.

El Paumotensis es un curioso coral, capaz de “caminar”, “escalar” y voltearse por sí solos al ser puesto de cabeza (dejen en paz al pobre Fungia, ya parece que los veo volteándolo para comprobar si es verdad).

Como el nombre lo implica, el Fungia es redondeado, aunque alguno que otro puede ser elongado.

Cada Fungia es único y diferente, y sus diferentes colores lo hacen un coral muy atractivo. Piensa un color y seguramente hay un Fungia a tu gusto.

Este coral posee tentáculos cortos que en la naturaleza retrae durante el día, extrudiéndolos por la noche. En el acuario los mantendrá parcialmente extrudidos, y los retraerá rápidamente si se le molesta. Estos tentáculos se anidan dentro de los dientes septales que irradian a partir del centro del coral.

Todos los Fungia poseen bocas grandes en forma de rendija que a menudo albergan varios parásitos. De hecho el Gasterópodo bivalvo Faungiacava eilatensi es un parásito que únicamente vive en las bocas de los Fungia.  No se sabe por qué las bocas de los Fungia son tan grandes, pero en la naturaleza han sido observados comiendo medusas, así que probablemente ellas sean su principal fuente de alimento.

Este coral es moderadamente fácil de mantener si se le proporciona la iluminación y corriente de agua adecuada, el sustrato y sitio propicio y alimentación diaria.

Requieren corriente de agua de baja a moderada y le gusta la iluminación moderada a fuerte.

Este coral excreta una mucosa  espesa al ser manejado sin cuidado o al entrar en contacto con otros corales u organismos del acuario. Esta mucosa contiene toxinas sumamente tóxicas que pueden dañar severamente a otros corales que no pertenezcan a su familia.

Debe tenerse especial cuidado en escoger el sitio del acuario para este coral, para prevenir la muerte de los corales que estén a su alcance.

También necesitan adiciones periódicas de elementos traza tales como estroncio, magnesio, calcio y carbonatos para desarrollar su esqueleto, crecer y estar sanos y contentos.

Fuentes del artículo:

Animal world

Origen de la imagen:

www.alfaquarium.com 

Colaboración de:

Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

Newsletter

RECIBE PROMOCIONES ESPECIALES

Copyright © 2020 Alfaquarium. Todos los derechos reservados.