Anampses Cuvier

Nombre científico: Anampses cuvier
Nombre común en inglés: Pearl wrasse
Nombre común en español: Labrido perla
Familia: Labridae
Origen: Océano Pacífico
Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades: El pez labrido perla Anampses cuvier fue descrito por Quoy y Gaimard en 1824.

Es originario del Océano Pacífico y es endémico de las islas de Hawaii, O’ahu, Maui y Midway.

Los adultos viven en sobre los sustratos rocosos en zonas cercanas a las costas, también en las lagunas intermareales y a una profundidad que va de 2 a 26 m.

Se alimentan de crustáceos, incluyendo camarones, anfípodos, copépodos, ostrácodos, isópodos, cangrejos brachyuran, sipinoculidos, gastrópodos, chitones y ocasionalmente de ophiuroides, equinoides, tunicados, algas, foraminíferos y de los restos de los peces.

So coloración corporal general es morado-azul oscuro, sus costados están decorados con innumerables puntos de color azul eléctrico iridiscente, sus aletas dorsal y ventral son rojas, sus bordes exteriores son de color azul eléctrico y ambas tienen puntos azules iridiscentes. Sus aletas pectorales son amarillas con los bordes exteriores de color azul eléctrico y su aleta caudal es amarilla con los bordes anaranjados.

Este pez puede llegar a medir alrededor de 31 cm, pero generalmente es más pequeño y se desconoce cuántos años puede llegar a vivir.

 

El pez Anampses cuvier es resistente y fácil de mantener en cautiverio una vez que se haya adaptado y acostumbrado al acuario y a nosotros, aunque requiere un acuario de al menos 1000 litros de capacidad debido al tamaño que alcanza.

Durante el transporte este pez tiende a sufrir de enfermedades relacionadas con el estrés, pues forma mucosidad excesiva que incluso llega a ocasionarles problemas con la absorción de oxígeno.

Al adquirirlo hay que escogerlo muy cuidadosamente, asegurándonos de que no esté formando mucosidad excesiva, pues esto es un indicador de enfermedades o parásitos. También hay que asegurarse que el pez esté comiendo y se muestre activo y vivaracho.

Es necesario que el acuario tenga muchas rocas vivas, con muchos huecos y recovecos en los que este pez pueda esconderse, descansar y sentirse confortable.

Es carnívoro, en la naturaleza se alimenta también de pequeños organismos como crustáceos variados, moluscos, erizos de mar, larvas de cangrejo y huevecillos de peces.

En cautiverio hay que proporcionarle una dieta carnosa que incluya camarones, carne de pescado, fórmulas y alimentos congelados como mysys y artemias enriquecidas e incluso alimento en hojuelas. Son peces con mucha energía que deben ser alimentados de 2 a 3 veces al día. También se beneficia de las rocas vivas. Picoteándolas, se comerá los copépodos, amphipodos y demás microfauna que vive en ellas.

 

Este pez debe mantenerse en solitario pues no puede coexistir bien con otros labridos. Estará mucho mejor con peces semi agresivos o un poco más grandes como peces cirujano, peces ángel o mariposas, peces globo, etc, pues si son peces más pequeños que él, los acosará incesantemente y puede incluso matarlos. Al escoger a sus compañeros, hay que evitar los camarones, gastrópodos, peces más pequeños, cangrejos o erizos pequeños pues este pez se los comerá. También deben evitarse los peces depredadores como los escorpiones pues se lo comerán.

Parece que hay una correlación directa entre el tamaño y el sexo de este pez. Los machos generalmente son los más grandes, las hembras un poco más pequeñas y los peces secundarios o inmaduros son los más pequeños.

Los machos mostrarán un colorido más intenso durante la temporada de cría.

Fuentes del artículo:

Animal world y Fishbase 

Origen de la imagen:

http://conabio.inaturalist.org 

Colaboración de:

Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

Newsletter

RECIBE PROMOCIONES ESPECIALES

Copyright © 2020 Alfaquarium. Todos los derechos reservados.